Autonomía

Notas Sobre Autonomía y Resistencia Para el Siglo XXI

la experiencia del 2006

LA OTRA CAMPAÑA
(Conclusiones)

Por alguna razón no llegó a la redacción de “El Ahuejote” el material de esta columna, mismo que saldría en el número anterior. El mismo día que mandé el escrito lo remití a otros medios electrónicos, así que de alguna manera se difundió.
Una vez concluido el proceso electoral lo que procede es tratar de sacar algunas conclusiones del mismo. Va esta primera columna de conclusiones, a la que seguirán otras hasta que se agote el tema, después ya veremos.
Las premisas de las conclusiones son muy simples: Lo que no apunte a la construcción de una autonomía ciudadana no sirve; lo que no sea, al menos, una línea de fuga del sistema (Deleuze) tampoco sirve y por último, lo que naciendo de una línea de fuga apunta hacia el fortalecimiento del sistema menos sirve. Esos son los supuestos dogmáticos principales para quien quiera ahorrarse esta lectura.


I


Acabó la elección como un circo extraño, una gran carpa a lo largo de reforma, atascada de solicitantes de empleo y de algunos verdaderos soñadores que no andaban buscando chamba (que fueron los que justificaron el plantón). Por ellos ¡salud! para el resto, que les vaya bien.

+

El Peje sigue atinado en esa rara intuición que lo caracteriza. Ahora hasta los priístas esperan que cuaje AMLO un movimiento social. Es decir. Un movimiento que sin atentar contra el sistema cambie las instituciones de tal manera que permita que los políticos no desaparezcan ni que se pierda el control de la gente. De cualquier modo hay que irle al Peje, en este concierto de desatinos, en este desierto de liderazgos AMLO es lo único que alimenta la esperanza.

+

El sistema mostró su madurez, los empresarios (los trasnacionales, no los micro ni muchos de los llamados grandes ni medianos) reafirman su poder. Hoy más que nunca los empresarios mantienen el control social por medio del empleo, de los medios, de la economía y de la educación. Los políticos son la piedrita en el zapato, los que tendrán que ser barridos si es que los empresarios desean actuar todavía más impunemente.
Antes eran los políticos quienes se otorgaban el derecho a saquear a la nación, hoy, por la vía de los hechos son los empresarios quienes se dan ese derecho. Para los empresarios el político bueno es el que se limita a respetar sus leyes.

+

Paradójicamente el sistema será quien alimente la rebelión. Hay indicios de que ir contra el usurpador felipillo se pondrá de moda. En foros televisivos, en la calle, por moda intelectual y de muchas maneras la gente muestra enormes simpatías por la resistencia al fraude. Sumarse a la resistencia es chic. Esto puede dar más o quedarse en una moda, ya se verá para donde estira.

+

Si esta elección nos dejó a todos mal sabor de boca, no es tanto por que felipillo se la haya robado ni porque el Peje insista en manifestarse como priísta radical, es solo que después de tanto relajo seguimos como país de saqueo, tierra de enriquecimiento para ir a alimentar sueños a otra parte. La patria que somos solamente la llevamos en el corazón, pero fuera de ahí no anda en ninguna parte, ni en las instituciones, ni en la bandera burlada, ni en los que dicen defenderla ni mucho menos en las leyes.
Es la patria y no la madre la que ha sido y es violada de cotidiano. No es la malinche la traidora, sino todos esos chupa sangre que se prenden a su vientre.

+

Hoy como nunca hay que insistir en que la movilización social no es solamente la manifestación callejera, sino también y principalmente la toma de cabezas de playa en las que se inicie la construcción de autonomías ciudadanas profusamente publicitadas y afianzadas en un mercado de izquierda (por construir) capaz de sostener las condiciones materiales de existencia de esas autonomías. (Hasta aquí lo publicado en “El Ahuejote”)

+

Hoy como nunca México es propiedad de los extranjeros, que son los que nos imponen a los presidentes, los que saquean mediante los bancos, los que quieren hartarse de petróleo y de electricidad. Tenemos un problema, no aparecen como los tiranos, para eso tienen monigotes y diputados y delegados y presidentes municipales y funcionarios que les hacen el trabajo. Tendremos que aprender a reconocerlos. Ahí en donde haya un individuo pugnando por cumplir la ley a toda costa, hay un enemigo. Eso nos lo enseñó Fox, el IFE, el TRIFE y toda la pandilla que gobierna. Además nos enseñaron que no basta con combatir a los saqueadores de la patria. Apegarse a la ley solamente para gobernar es ir contra el pueblo, no hacer nada más que montarse en el hueso es ir contra la patria, acarrear gente para conseguir chamba es ser enemigo del pueblo.

+

Nos enseñan a querer a la patria desde la escuela, nos la meten muy dentro y aprendemos a vivir con ella como una imagen divina, pero hay escuelas en las que enseñan que la patria es para saquearla, violarla y escupirla ¿Serán esas a las que asisten quienes nos gobiernan y quienes dicen representarnos como diputados y senadores?

+

Los diputados ya ligaron chamba, los del plantón de reforma también, algunos que acarrearon gente lo mismo, los que vivimos en la cuerda de la necesidad nos morimos de envidia. Nos queda esperar el pago de la elección que hará felipillo, aunque después se lo cobre con el dinero de los impuestos. Ese es el juego.

+

Nuestros poderosos, esos que se robaron la elección, son lamebotas de los que dominan al planeta. Enanos mediocres que ni siquiera intentan robarle un suspiro a la tristeza, como dijera aquel bohemio del poema.

+

Si felipillo supiera que los perredistas son cosa distinta a un sinvergüenza no se hubiera animado a robarse la elección. Todos los gobiernos estatales perredistas debieran alzarse en rebelión, desconocer al usurpador, pero no o lo van a hacer. Eso lo sabe felipillo y sabe más. Sabe que nuestros diputadillos solo son levantadedos y que no le van a levantar a la población en la guerra civil que se empezó a fraguar. Sabe que eso es un proceso largo, histórico y que con suerte termina tranquilo su sexenio. Sabe cosas que hieren, que duelen y que por eso duelen más.

+

El sistema ya tiene a los diputados y a los gobernantes que necesita: mediocres, dispuestos a someterse, sin idea, ambiciosos, pensando solo en el hueso que agarrarán para la otra elección y preparándose para decir “si señor” y para cumplir las leyes que se hicieron para favorecer a los ricos. Y desde luego el sistema ya tiene a su presidente que garantizará que el país sea coto de caza exclusivo de los empresarios trasnacionales.

+

En el plantón de reforma intenté acompañar a los del Movimiento por la Constitución del D. F. (MPC), no pude, así que me limité a visitarlos con profundos remordimientos. En una de mis últimas visitas mis remordimientos acabaron, frente a mi de pronto aparecieron buscadores de chamba que habían aguantado estoicamente un mes en espera de que Marcelo los reconociese y les diera un buen hueso. A uno de ellos cuan Mesías benigno, Marcelo le dijo: “a donde vaya Alejandro (Rojas) irás tú”. El aludido narró aquello como un iluminado, después, ya solo esperó la conclusión del plantón para cobrar sus bendiciones. Al bendecido solo nos resta desearle que le vaya bien al lado de su señoría colorada.

+

El futuro que se delinea no es grato, la concentración de la riqueza está dividiendo a la sociedad en señores, cortesanos y siervos. Por un lado los inmensamente ricos creen que su riqueza es debido a su inteligencia, a poseer un toque divino o a ser los preferidos de la suerte. Algunos de ellos atribuyen su riqueza a su astucia, a su arrojo y temeridad. Todos ocultan que cabalgan sobre el hambre y el sufrimiento que sus propios principios reprueban, todos engañan a sus consciencias con alusiones a destinos fatales. Ninguno de ellos reniega de la cultura que permite el engaño a la vez que lo reprueba, y no lo hacen porque son pequeños enanos en proceso de involución. Requieren el sometimiento manifiesto de los demás cuan si fueran fieras. Requieren del servilismo que reclama su instinto animal, son incapaces de vivir como hombres.
En contraparte, hombres y mujeres con talento se someten a los poderes establecidos y dan gracias por ello, estos personajes talentosos acaban contribuyendo al control y sometimiento de la población. Completan el cuadro los jodidos de siempre, quienes en su impotencia acaban envilecidos, auto despreciados y en el mejor de los casos con voces y acciones que apenas le hacen cosquillas al sistema.
Romper ese sistema de castas es al parecer la tarea de este siglo que comienza.

+

El sistema está en el pináculo de su éxito, los medios masivos de comunicación el control del empleo y la educación, completados con los aparatos represivos garantizan un control absoluto de la población. Jamás en la historia de eso que llamamos humanidad se había tenido tal logro. Lo que resta es el sometimiento automatizado, la creación de zombis, de idiotas humanos que obedezcan sin chistar.

+

Las micro empresas, los peseros, los tianguistas, los piratas y los ambulantes son la pauta contra la dominación contemporánea. De ahí va a surgir algo, un poder que contrapese a los empresarios en tanto que alimenta la vida, que es lo único que cuenta a la hora en que surgen nuevos sistemas, e incluso nuevas formas de vida. Revolución que no pase por esas pautas será una revuelta reaccionaria. De hecho no hace falta revolución alguna, esas pautas apuntan a suplir al sistema empresarial que vivimos.

+

Marx entendió que los sometidos obreros serían los sepultureros del sistema capitalista, con toda legitimidad hoy podemos suponer que los archimanipulados ambulantes, peseros, tianguistas y demás agentes que han construido todo un sistema de economía informal, son quienes están en la posibilidad de crear nuevas formas de vida. ¿Qué tan buenas podrán ser tales formas de existencia? Ello depende de que dichas manifestaciones sigan o no sigan siendo controladas por los políticos. Mientras no haya una riada que las enderece y les de un nuevo destino, no dejarán de ser válvula de escape para el sistema como en su momento lo fueron los movimientos obreros.

+

La organización militar de los ambulantes toreros del centro del D. F. nos da una idea de lo que serían organizados para fines de subsistencia y liberación (hoy solo lo hacen por subsistencia). Ante la presencia de policías con intenciones de desalojo, un pelotón de silbantes organiza la retirada. Entonces los ambulantes se repliegan a los quicios de negocios de los que sorprendentemente no son echados. Nadie se atrevería salvo que quisiera enemistarse con los comerciantes toreros, lo que significaría su retiro del lugar aunque sea comerciante establecido.
Ciertamente que los toreros son políticamente tolerados con fines de manipulación, pero para que haya un torero tiene que haber un atractivo y alguien dispuesto a correr riesgos. Esos son los elementos a considerar

Jorge Luis Muñoz
(sep1306)