Autonomía

Notas Sobre Autonomía y Resistencia Para el Siglo XXI

colectiva

Estructura Intuitiva de la Emotividad Mexicana (notas)

Jorge Luis Muñoz

Estas notas parte de la observación de la realidad mexicana pero seguramente son extensibles a otras poblaciones, aunque no del mismo modo. No solo puede existir la afinidad en cuanto a la inconexión directa de la amígdala cerebral con la corteza prefrontal sino otro tipo de conexiones neurales que originan modos de conducta y de ver y vivir la vida, distintas a la occidental o la mexicana.
Neurológicamente hablando se parte de que en la estructura neural de los mexicanos originales existe inconexión directa entre la corteza prefrontal y la amígdala cerebral, lo que produce que los procesos cerebrales se expresen emotivamente por sobre la posibilidad de expresarse concientemente. Al existir inconexión directa entre la conciencia y la emoción, la conexión entre estas partes cerebrales torna lenta y dificultosa produciendo:

  1. Déficit de atención no patológico
  2. Emotividad a flor de piel
  3. Conducta intuitiva

Atendiendo a la plasticidad cerebral, la inconexión directa citada se puede modificar forzando la activación de la corteza prefrontal, aunque muy posiblemente bajo el dominio de la intuición. De esto hay que decir que, siguiendo la tendencia cerebral de no gastar nutrientes de forma innecesaria, el predominio de la intuición parecería ser la manera natural o primigenia de funcionamiento del cerebro, ya que la intuición es la manera más económica de funcionar del cerebro, lo cual se corrobora hasta hoy día en que se descubrió que la inmensa mayoría de nuestras decisiones se originan en la intuición (o resto cerebral fuera de la consciencia) antes de pasar a la consciencia.
De ese modo, la racionalidad o uso intensivo de la concciencia pasaría a ser solo una modalidad del funcionamiento cerebral, pudiendo existir otras modalidades en las que predominase otro funcionamiento cerebral como, por ejemplo, los funcionamientos que se pueden desprender de las inteligencias de Gardner. Para este caso la perspectiva mexicana sería de orden emotivo, pudiendo existir la perspectiva espacial, la musical, la lingüística, etc. aparte de la para nosotros clásica occidental-racional. Fácilmente se desprende que cada perspectiva implica soluciones, conductas y modos de vida diferentes.
Si partimos de que la consciencia tiene la propiedad de inducir cambios en el cableado neural, entonces nos podemos explicar el embeleso que ejerce su uso y porque pensamos que la consciencia predomina cuando en realidad es como dice Bergson : “la inteligencia propone, la intuición decide”. La capacidad del lóbulo prefrontal del cerebro de procesar por sí solo impulsos cerebrales es limitada en comparación con el resto cerebral, de ahí que el uso de la consciencia resulte también limitado y limitante, tanto en sus capacidades de procesamiento como en sus resultados (conductuales, emotivos, cosmogónicos, etc.). Lo mismo ocurre cuando se privilegia alguna de las capacidades cerebrales (musicales, matemáticas, espaciales, etc.) por encima de la intuición.
Parece que el uso intensivo de la conciencia proviene de arreglos sociales en que predomina el poder pastoral. Lo anterior indicaría que el uso intensivo de la conciencia pertenece a una coyuntura histórica específica y que por tanto es posible restituir algún otro arreglo cerebral que favorezca lo humano en vez de los poderes pastorales.
Sabemos que las diferencias entre el cableado neural de hombres y mujeres pasa por conexiones más densas entre ciertas áreas cerebrales. De esa forma las conexiones neurales interhemisféricas son más densas en las mujeres y que una densidad similar existe en el cerebro anterior y posterior del hombre. Esos solos ejemplos bastan para establecer la posibilidad de que existan ciertos arreglos neurales que favorezcan la intuición en lugar de favorecer a la conciencia por vía de la existencia de redes neurales densas. Es decir, no habría nada de raro en que existiesen pueblos con cableados neurales disímiles. Por desgracia solamente podemos conjeturar al respecto en tanto se produzcan estudios que nos aclaren al respecto.
Mientras tanto podemos partir de las siguientes tesis relativas al uso de la intuición en una autonomía o comunidad.
Tesis

  1. El uso intensivo de la intuición favorece la vida gregaria o mejor dicho la vida gregaria configura el uso preferencial de la intuición
  2. El uso de la intuición no excluye al uso de la consciencia, solo la regula y aprovecha para la contingencia
  3. El uso intensivo de la consciencia es un derivado del ejercicio del poder pastoral que obliga a vivir bajo un estado de contingencia. Fuera de la contingencia la intuición se utiliza intensiva y extensivamente
  4. Aprender a utilizar la consciencia como alimento de la intuición
  5. La intuición para funcionar bien, además de requerir cultivo, supone un respaldo comunal y una comunidad estable
  6. La estructura neural intuitiva mexicana es herencia genética. No sobrevive sola, sino que se ha mezclado con otros aportes genéticos dando origen a muchas posibilidades de estructuras neurales. Sin embargo, parece prevalecer la inteligencia intuitiva no tanto como carácter de raza sino como estructura humana primigenia. Lo específicamente mexicano de nuestra intuición aún está por conocerse.
  7. La intuición es propicia para la convivencia mientras que la inteligencia propicia y es propiciada para la competencia.
  8. Parto de la observación de “x” la cual vive al filo de sus emociones, es fácilmente irritable y vive en una especie de molestia continua que eventualmente deriva en enojo e ira
  9. Un hijo de “x” utiliza muy bien la consciencia, es artista, pero es muy malo para la competencia. Ese hijo es producto de la herencia genética de “x” y una estructura genética occidentaloide aunque predomina en el la conducta de “X”.
  10. La herencia genética de los mexicanos es propicia para el gregarismo o vida en comunidades.

Julio de 2016