Autonomía

Notas Sobre Autonomía y Resistencia Para el Siglo XXI

Construir nuestro propio mundo

Antes que nada

  • Toda acción liberadora del hombre deberá partir de la necesidad de incidir en la percepción humana, pero no compitiendo con el sistema (que siempre ganará, mientras esté más o menos sano) sino mediante un cuerpo social autoconformado por la cultura (la subjetividad) y la satisfacción de las necesidades básicas
  • Antes que nada se debe entender que el sistema es un sistema de percepción. Sin ese entendimiento se seguirá creyendo que se cuenta con opiniones propias, con cierta personalidad, con cierta cultura o nivel de desarrollo humano; es decir, se aporta la coartada que el sistema necesita para vivir agazapado en la percepción.
  • El sistema como sistema de percepción puede ser moldeado, construido, editado, transformado y todo lo que se puede hacer con un recableado neuronal.
  • El sistema como sistema de percepción conforma (mediante reentradas neurales) sistemas sicológicos, conceptuales, teoréticos, etc.. Dichos sistemas ya no pueden tratarse como redes neurales en tanto que son muy complejos; para ello sirven bien las disciplinas como la sicología, la filosofía, etc. Sin embargo nunca debe perderse de vista que cambiando el sistema base, se cambian los sistemas derivados, de ahí el éxito de la publicidad a la hora de conformar al hombre consumista moderno: Cambió la percepción humana, cambió la psique del hombre.
  • El sistema no requiere de moldear todas las subjetividades humanas, le basta la mayoría: esta arrastrará, aplastara o neutralizara al resto. Incluso, no es necesaria la mayoría, sino simplemente un grupo significativo insertado en lugares sociales claves o convenientes, tales como la escuela, el hogar, el barrio, la cantina, etc. Ejemplo de ello es la burocracia y la clase política (que va del dirigente al simpatizante) que permean a la sociedad toda produciendo y reproduciendo al mundo (la realidad) creado para el sistema.
  • Al sistema no lo crea nadie, surge como emergencia de intereses que buscan perpetuarse a costa de lo que sea.
  • Todas nuestras opiniones lo son del sistema, incluida ésta, por lo que de aquí no saldrá nada fuera del sistema; lo que al respecto ha de salir, saldrá de la experiencia de las comunidades autónomamente constituidas.