Autonomía

Notas Sobre Autonomía y Resistencia Para el Siglo XXI

Construir nuestro propio mundo
CARTA AL EZLN

 

Comandancia General del EZLN
P r e s e n t e .

Como tenemos unas cosas que decirles y no podemos hallarlos, nos vemos obligados a mandarles este correo y a enviarlo por muchos lados buscando que les llegue alguna vez y así pueda que nos contesten. De todos modos no nos agüitaremos si no lo hacen, porque al fin y al cabo las palabras son un capital que bien puede malgastarse.

Hace mucho que desaparecieron ustedes del "politic show" y la verdad es que iban bien. Acá en México nos llegamos a entusiasmar con ustedes pero de pronto se fueron. Entendemos eso, sabemos que no es fácil movilizar a la gente, que todos andamos medio dormidos con las soluciones de vida nos ofrece el capital. Da pena que nos conformemos con engordar, pero no hemos podido sacudirnos este letargo que ya dura, mientras el capital campante por el planeta experimenta embruteciendo a todos para estimular la productividad mediante el hambre y la bestialización colectiva. Vamos alegremente en retroceso, consumimos horas frente al televisor o navegando por internet en sitios porno, chats y portales mágicos en donde todos gritan y nadie se habla. Seguimos entusiasmados a los próceres del imperio, sean roqueros ligth, o de la vanguardia "propositiva", nos olvidamos de la música que inventaron los campesinos y los jodidos de las ciudades, nos olvidamos de nosotros.

Cuando salieron ustedes nos nacieron muchas esperanzas. No pensamos que con las armas pudieran hacer mucho, pero nos entusiasmó que ustedes de muchas maneras habían inventado su mundo y lo habían sostenido por muchos años con su hambre, su necesidad, su orgullo y su terquedad. Por eso les teníamos esperanza, habíamos puesto la fe en ustedes, y se las seguimos teniendo porque no se han muerto ni han desaparecido pese a que ya les metieron carreteras para "modernizarlos" con las venéreas, la prostitución, el robo y la insidia. Sus mejores armas son el tiempo y la paciencia y eso es lo que esperamos que sigan aplicando.

Ustedes saben más que nosotros sobre los asuntos de lo que han de hacer, pero creemos que ya es hora de que vuelvan a salir porque no puede seguir posponiéndose la lucha de la gente y ustedes se han convertido en la única vanguardia coherente que puede impulsar la lucha de la gente. Grillos hay muchos que dicen luchar por la democracia, justicia y libertad pero que en realidad luchan por el hueso o de plano tienen seco el coco y nada tienen que proponer. Pero además, a todos nos falta el prestigio de ustedes. A ustedes si les hacen caso los medios de comunicación, lo que ustedes dicen es trascendente, digan lo que digan. De hecho periódicos como la Jornada solamente están esperando que ustedes les manden algo para publicarlo. Por eso creemos que ustedes, si quieren, pueden encabezar la lucha de todos los jodidos contra el capital trasnacional.

Dirán ustedes, "que cómodos, estos cabrones ya nos graduaron de Mesías". Nada de eso, es solo que andan ustedes en la lucha y el mejor modo de defender una causa propia es abogando por todos y porque además este es un asunto de todos aunque no sean todos los que participen. Eso ya se sabe, siempre irán los más aventados por delante o los que tienen más claro que es lo que hay que hacer.

Pensamos que su lucha es la buena porque ustedes son un buen ejemplo de cómo se inventan mundos, ustedes son un buen ejemplo de que el camino de la lucha más importante es la invención de nuevos mundos para ser habitados por los que no cabemos ni queremos caber en el sistema que el capital inventó. Ustedes son un buen ejemplo para los que no queremos pelear por migajas ni por empleos ni por fama ni por nada de lo que prometen y dicen.

Sin embargo sabemos que la invención de nuevos mundos no es fácil, que debe de haber condiciones para que esos nuevos mundos sean posibles. Sabemos que esas condiciones hay que crearlas, que no se van a dar solas ni mucho menos. Es más, sabemos que los señores del poder están interesados en que su sistema sea el único que exista y que por eso no pueden permitir que surjan nuevos mundos, no toleran que haya otras formas de ser y de pensar y de Amar y de hacer de todo lo que uno quiera hacer de manera diferente. Esos señores quieren que solo su mundo exista, quieren que uno escoja entre las posibilidades que ellos nos quieren vender y a eso le llaman democracia, esa democracia mercantil es la que nos venden.

Por eso creemos que es bueno que ustedes salgan de nuevo a la calle, para que le expliquen a la gente que lo que sigue es crear condiciones para que los nuevos mundos sean posibles. Hace falta que gentes con el prestigio de ustedes nos ayuden a que entendamos que primero es lo primero, que primero se crean las condiciones y luego los mundos nuevos nacerán solos. Necesitamos entender que podemos usar el cerebro de otra manera, amar y a hacer las cosas de manera distinta, o si quieren igual pero ya sin el marco del consumismo agobiándonos, persiguiéndonos y haciéndonos infelices y cada vez más pobres.

Por eso creemos que deben salir de nuevo, porque si seguimos empecinados por estar luchando por migajas de democracia, de poder o de consumo, solamente le estaremos haciendo el juego al capital. Les decimos lo que creemos que se debe hacer aunque suene que se los mandamos. No podríamos mandar nada ni a nadie. Decimos lo que creemos porque muchos hemos luchado por mucho tiempo y nos llegamos a convencer de que la lucha es por donde ustedes la han emprendido. Un buen camino, hoy sabemos, es pelear por reconstituir la vida colectiva de las ciudades, de los ranchos, y de todos los lugares en donde el empleo capitalista nos ha convertido en individuos egoístas incapaces de entablar ni siquiera una plática con el vecino ni mucho menos emprender una lucha o acción colectiva. Hoy sabemos que un buen camino es luchar porque las gentes no tengan que ir a gastar horas de su vida en llegar al trabajo, para que ese tiempo lo puedan utilizar en perderlo con su familia, con sus amigos, sus vecinos y con quien esté dispuesto a compartir lo que los demás quieren compartir. Hoy sabemos que mientras que no hagamos lo que ustedes: ofrecer alternativas de vida, jamás podremos salir de las garras del capital. Sabemos que la vida colectiva se rehará cuando el propio movimiento de la gente se refleje en la sopa, el calzado, la diversión y en todo lo que ha escogido como bueno para vivir.

No podemos seguir permitiendo que el empleo capitalista sea la única pauta de vida, construir desde abajo significa construir caminos por los cuales transite la vida común y aún la vida heroica o festiva de la gente.

Con ustedes sonó una nueva hora, con ustedes se abren nuevos tiempos ¿Les quedará gana de salir de su selva? ¿Les quedará gana de andar por los pueblos, las calles de este sufrido país diciendo lo que hacen, como lo hacen y por que lo hacen? ¿Les quedará gana de contestarle a la gente de los ranchos, de los barrios pobres de todo el país cuando les pregunten sobre sus dioses, sus costumbres, su comida y a lo mejor hasta de sus amores?

Salieron los 1111, después los que vinieron a ver a los diputados ¿Podrán ahora a salir a dar la buena nueva de que hay que crear nuevos mundos, de que hay que crear las condiciones para que solos surjan? ¿Podrán ahora repartirse por toda la patria en brigadas de educación, de discusión o de mera información e interacción? ¿Podrán correr el riego de que a la mera hora tengan que ser organizadores directos de pequeñas y grandes luchas? Puede que sea mucho, por eso no nos agüitaremos si ni siquiera nos pelan.

Nos despedimos y los felicitamos por su silencio, los felicitamos porque la más difícil de las tareas que hay enfrente es la de callar.

Xochimilco, D. F.
A 26 de febrero de 2002

Por el comité vecinal de la cañada en Xochimilco, D. F.
Jorge Luis Muñoz H.
Ramona Zempualtecatl M.