Autonomía

Notas Sobre Autonomía y Resistencia Para el Siglo XXI

revolucion

CECOSESOLA, 1ª revolución social del siglo XXI

CECOSESOLA no hizo ruido, no disparó ni un tiro, a lo más hizo alguna larga marcha. Sin mucho ruido hizo su revolución. ¿Cuánto durará? Imposible saberlo en este mundo de acechos, peligros y tentaciones. CECOSESOLA es una realidad, una revolución triunfante que ahora lucha por mantenerse. Sus miembros saben en dónde están y se preguntan a dónde van sin apremios, sin angustias y sin agendas predeterminadas.
CECOSESOLA es una revolución callada, quizá incomprendida, que incluso intelectuales renombrados no parecen darle la importancia que merece o consideran que no hay una revolución ahí. En efecto, estamos ante una cooperativa como otras tantas, que al igual que muchas es económicamente exitosa; solo que en CECOSESOLA no hay líderes, los consensos son colectivos e individuales (sic), los puestos se rotan y están abiertos a la incorporación de nuevos miembros. Los consensos individuales lo son en tanto que es tal su grado de compenetración colectiva, que todos son uno y uno son todos, tal cual los tres mosqueteros solo que acá son más de 20,000 miembros. Esta identidad colectiva se parece a la santísima trinidad cristiana que son tres en uno y, por tanto, aparece como un hecho exótico improbable en la realidad. Improbable y todo en CECOSESOLA lo lograron. ¿Cómo lo hicieron? Eso es lo que debería estarse investigando para replicar autonomías como esa en todo el mundo, ahora que el capitalismo se cae a pedazos.
En CECOSESOLA todos ganan lo mismo por departamento y en sus ferias de consumo los productos solamente tienen tres precios, los cuales son más bajos que los precios más bajos del mercado ordinario. Incluso cuando se adquieren productos de fuera de sus cooperativas los precios se subsidian como si fueran de productos propios. De esa y otras maneras se transfieren bienes de la cooperativa al resto de la sociedad.
CECOSESOLA no está cerrada en ella ni propugna purezas ideológicas. No cuentan con programas ideológicos ni mucho menos con metas trazadas por líderes o intelectuales. Su lógica es la de los hechos. Sin nombrarlo han decidido trabajar con la intuición. Su guía es el bienestar social, la no violencia y la gana de gobernarse solos. Es pues una autonomía, no requieren de patrones para crear los empleos que necesitan, no requieren de financiamiento capitalista para realizar sus proyectos. Trabajan con su sociedad en lo que se puede. También trabajan con instituciones gubernamentales si eso no compromete su autonomía. Son abiertos pero no ingenuos.
En la cooperativa son claros que viven en un entorno en el que la lucha por el poder está a la orden del día. Ellos la padecieron y hasta ahora la han superado. Tampoco ignoran que su entorno está permeado por la cultura capitalista fundada en el egoísmo individualizante. Contra eso también luchan y hasta ahora van ganando.
CECOSESOLA comienza a ser noticia mundial, pero aún no parece caerles el veinte a nuestros intelectuales prominentes ni a nuestros líderes revolucionarios, ni mucho menos a la izquierda independiente. La cooperativa debiera estar profundamente estudiada y replicada en todo el planeta. Los intelectuales deberían de estar dando a conocer detalles de la cooperativa. Los revolucionarios y las izquierdas deberían ya orientarse hacia la construcción de autonomías inspiradas en CECOSESOLA, aunque no imitándola. No aparece en el horizonte ningún otro movimiento tan exitoso. El EZLN se halla introvertido y pocas esperanzas hay que logren más de lo que han logrado que, aunque no es poco, no da visos de extender sus logros a otros necesitados del planeta. De ahí la importancia de la cooperativa.
Ya son vanguardia revolucionaria, pero inexplicablemente no se detectan iniciativas para reproducir autonomías con su ejemplo. A la cooperativa le falta mucho por andar pero ya es ejemplo de por dónde es el camino. Han empezado sus proyectos de capacitación y seguramente lograrán preparación e investigación de primer nivel. Dan margen a la creatividad y ojalá también destaquen en inventiva y arte. Comprender a CECOSESOLA no es describirla, es reproducirla.

Más información en www.cecosesola.org

Agosto de 2014
Jorge Luis Muñoz